Tierra Ignota 2017

¡Hola de nuevo!

El sábado 4 de noviembre participamos, un año más, en las jornadas Tierra Ignota que organiza la Asociación Cultural Reika en Valladolid.

El nuevo prototipo fue todo un éxito entre los viejos veteranos de Reika, alguno de los cuales (gracias, Álvaro) volvieron a sentir la necesidad de desempolvar a sus Mercenarios personalizados y machacar a unos cuantos enemigos.

Por la mañana, preparamos una versión intermedia de los Juegos Imperiales, para cuatro jugadores que ya probaron Gladiatoris en 2016.

1ª Prueba. Venatio. De izquierda a derecha, Alba con Parmularii, Rubén con Sine Scuto, Bruno con Petauristae y Guillermo con Scutarii.

Esclavos armados con puñales y Fieras pequeñas armadas con colmillos se enfrentan en un bosque artificial.

Pese a la gran actuación de los rojos de Guillermo, en el último momento se acaba produciendo un empate a cuatro bandas, y se reparten los premios.

2ª Prueba. Ludi Meridiani. La arena se inunda con un foso con agua, y salen las Fieras grandes.

En este nuevo prototipo, estamos probando minis iguales de leones para todas las Fieras, con idéntica jugabilidad.

Con la sala llena de espectadores, el Esclavo rojo de Guillermo ataca a la Pantera verde con 2 dados de ataque… ¡y obtiene un total de 5 Heridas!

A pesar de esta segunda hazaña de los rojos, la victoria en la prueba es para los verdes de Alba: su Pantera sobrevive, y es la única que devora a dos Esclavos… ¡1 Palma para los Parmularii!

3ª Prueba. Munus. Ahora es el turno de los Gladiadores, que van a luchar en duelos al estilo del Salvaje Oeste.

Durante el sortitio, la desgracia se ceba en Rubén y Bruno: el primero se deja fuera a su Dimachaerus III, y Bruno a su Lusitor III… saliendo éste último con dos Gladiadores de Nivel I. Al menos, la Paegniaria I se enfrenta a un Murmillo I…

Los Gladiadores que vencen su duelo, tienen órdenes de esperar en la arena a que terminen los demás combates… ¡pero no están dispuestos a escucharlas! Así, se producen hasta tres ataques ilegales, e incluso alguno de los Gladiadores victoriosos caen por el hierro y el látigo de los lorarii. La Retiaria II alcanza a los supervivientes naranjas de Bruno y acaba con ellos, aunque termina malherida en el suelo.

El duelo más ovacionado es el del centro de la arena, entre el Thraex III de Alba y la Samnita III de Guillermo. Cuando todo parece perdido para el Thraex, la Samnita pifia, y el Thraex también: en ese momento Alba juega un “Augurio de Victoria”, y convierte la pifia en una estocada casi mortal.

La Samnita huye hasta una de las estrechas pasarelas del foso con agua, pero es alcanzada por el Thraex y vencida. ¡Arriba Parmularii!

Alba y Rubén (sorprendido de veras por su victoria) se reparten las dos palmas por sobrevivir.

Alba (Parmularii): 12.500 ss
Rubén (Sine Scuto): 6.000 ss
Guillermo (Scutarii): 1.000 ss
Bruno (Petauristae): 700 ss

¡Enhorabuena!

Por la tarde, como nos habíamos quedado con ganas de enfrentarnos entre nosotros, Bruno y yo preparamos el escenario de Tierra Ignota, al que se une Juan Mari.

Este escenario consta de dos pruebas, y participan Gladiadores en ambas.

1ª Prueba. Batalla por la plaza. Gladiadores y fieras se enfrentan en una extraña y desconocida arena.

Una Fiera grande y un Gladiador de cada jugador salen a la extraña arena y, la Fiera que acabe más cerca del centro se llevará una Palma. Después de vencer a un pobre Esclavo gris, mi rápido Leopardo ataca al Thraex de Juan Mari, mientras los Gladiadores corren hacia el combate. La partida es muy rápida, voluntad de CRONOS, y el León y la Pantera caen bajo las armas de los Gladiadores-venatores. En el último turno, el Leopardo huye todo lo que puede del Thraex (un Pavidus como una casa) y, aunque acaba en la casilla más alejada del centro de la arena, como es la única Fiera, se lleva la Palma. ¡La táctica de Rodrigo Alonso! 😉

2ª Prueba. La isla. Los gladiadores se enfrentan en una plataforma elevada, rodeada por un foso lleno de lobos.

Sin sorpresas esta vez en el sortitio, los Gladiadores luchan en el centro de la arena, en una plataforma inestable que los derriba cada vez que sale un CRONOS. De los tres Gladiadores de refresco que salen de las puertas, el primero en llegar al centro es el Secutor de Bruno (sobornando a los funcionarios de la arena para esconder escalas en su foso).

En el borde del foso, mi Dimachaerus se lanza contra la Samnita de Bruno, y es lanzado al foso de cabeza por un “Ataque de Oportunidad”.

Así, Bruno se hace dueño y señor de la sección central y, para cuando llegan el Thraex de Juan Mari y mi Retiaria, ya no tenemos aliados con vida.

En el momento crítico, con todos los Gladiadores gravemente heridos, el Thraex decide atacar a mi Retiaria, pese a mis dotes de negociación… y Bruno aprovecha para acabar con ambos Gladiadores.

¡Victoria para el bicampeón!

Bruno Ereborius/Amazon Paegniarius Elephantus Venator (Scutarii): 14.200 ss
David Thraex (Sine Scuto): 9.100 ss
Juan Mari (Parmularii): 1.500 ss

Todavía tuvimos tiempo para bajar a la sala común, repleta de gente, y allí me pude desquitar de mi derrota acribillando a Bruno en un Bang!… a él, a los tres forajidos y a su querido Sheriff, con la satisfacción adicional que tiene ganar con un Renegado. 🙂

¡Gracias, Reika!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *